22 junio 2018

Buenos días, Laia (Inés Cortell Cerdá)

Editorial SM (Punto y Seguido). XIII Premio Jordi Sierra i Fabra para jóvenes 2018. Publicado en mayo de 2018. 2 páginas. A partir de los 14 años de edad.

Roger no es un robot, pero lo parece. Es lo que pensaba su hermana mayor Laia cuando no soporta los hábitos un tanto obsesivos y sin aparente lógica de un chico brillante pero sin las habilidades sociales mínimas.

Todo porque Roger padece el trastorno de Asperger relacionado con el autismo y eso provoca que el chico tenga una forma un tanto peculiar de entender el mundo y el resto de personas que lo integran. La relación entre los dos hermanos es un tanto difícil, pero a la muerte de los padres en un fatídico accidente de tráfico Laia decide tomar las riendas de su vida.

En primer lugar, encontrar un trabajo es su prioridad principal, lo mismo que encontrar la manera de recortar gastos y eso le obliga a dejar su casa y buscarse otra. La joven cuenta con la ayuda de su mejor amiga, pero no por ello le resulta todo más fácil.

Otro tema es que Laia desea hacerse cargo de su hermano y para ello está dispuesta a demostrar que es suficientemente madura y capaz de ser autónoma ante un juez, sus abuelos maternos y, sobre todo, a ella misma.

Cuando Laia toma el control absoluto de su vida es consciente de lo difícil que es para su hermano encajar en un mundo demasiado competitivo, superficial y con doble cara. Pero ella permanece a su lado para ayudarle a integrarse y también para ayudar a los demás a conocerle mejor. No hay otro camino para la aceptación que conocer al otro y ser consciente de que, a pesar de las diferencias, todos nos merecemos ocupar un lugar en el mundo.

En su afán para ser una persona independiente, Laia sin estudios superiores, se verá obligada a trabajar y a partir de ahí conocerá de primera mano la explotación, los abusos de poder, los conflictos en el trabajo y las oscuras maquinaciones de personas que solamente desean enriquecerse a costa de los demás.

Una historia dura que describe con todo detalle y realismo la lucha de una chica para abrirse camino en un momento muy difícil de su vida y con el riesgo añadido, que al mismo tiempo la estimula, de hacerse cargo de su hermano. Un libro que resulta imprescindible para demostrar que con valor, amor y mucha confianza en uno mismo se es capaz de todo.


El Premio Jordi Sierra i Fabra se convoca desde el año 2006 a iniciativa de la "Fundación Jordi Sierra i Fabra" y la Editorial SM. y que, por tanto, cuentan con más de una década de premios a jóvenes que han continuado escribiendo y publicando con gran éxito. El propósito de este premio es:
con el objeto de estimular en los estudiantes españoles y latinoamericanos el placer por la creación literaria y el amor por la palabra escrita, a través de obras que reflejen valores universales de paz, amor, concordia y respeto, con los que contribuir a crear un mundo mejor, lleno de esperanza, en el que los libros tengan un papel esencial y crezcan de forma constante nuevas generaciones de autores.

Algunas de las obras ganadoras de este premio en otras ediciones son:

El poder de una decisión, Arturo Padilla de Juan (2006)
Te comerás el mundo, Jara Santamaría (2007)
Viaje de ida, Dunia Esteban Sánchez (2009)
Al otro lado de la pantalla, Alba Quintas-Garciandía (2012)      
Cenizas de un octubre helado, María Romero Torres (2015)
Destronada, Patricia Lorenzo Navarro (2016)         



Inés Cortell Cerdá es la joven estudiante valenciana nacida en la localidad de Salemen el año 2003 y que se ha llevado el importante galardón el año 2018. A punto de empezar los estudios de Bachillerato, Inés asegura que se inspiró en el hijo autista de una conocida suya para trazar el personaje de Roger y también en su propia hermana para el papel de Laia.
El jurado destacó la labor documentada realizada por la joven "desde el respeto y la inteligencia".


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nos interesa tu opinión