31 agosto 2015

Nunca me abandones (Never let me go, Kazuo Ishiguro)

Anagrama. Octubre 2005. 360 páginas. A partir de los 16 años.



Nos encontramos en Inglaterra a finales de 1990 cuando Kathy H. empieza a relatar sus recuerdos de infancia y adolescencia en Hailsham. Las actividades principales que realizaban los alumnos internos en este centro se basan sobre todo en fomentar su creatividad por medio de la pintura o la poesía y cuidar su salud al máximo. Los chicos que estudian allí son ajenos al resto del mundo y no tienen contacto con nadie del exterior. Destaca que la relación con sus profesores, los “custodios”, es bastante distante y aunque no dejan de recordarles que son especiales y que se deben esforzar al máximo no se les habla de su futuro ni del lugar que ocuparán en el mundo. Todos los alumnos tienen en común que no tienen padres ni ningún tipo de familia que los visite o los llame. Además, son estériles porque su verdadera misión es preservar la salud del resto de la humanidad y por eso no tienen interés en nada que no sea ellos mismos y la gente que los rodea.
Los recuerdos más destacados de Kathy se centran en dos de sus mejores amigos, Ruth y Tommy, que junto con ella forman un triángulo amoroso que no es capaz de reconocer hacia el final. Sus conversaciones, paseos y vivencias se describen con gran detalle y precisión que contradictoriamente dejan un sentimiento de confusión y de que hay algo en la novela que “no cuadra”.
Novela con poca acción, se centra en los recuerdos del pasado de Kathy y cómo desde la madurez y la distancia, sus dos amigos han muerto, reflexiona sobre todo lo que pasó. El libro se divide en dos partes y aunque al principio palabras como: “custodios”, “cuidadores”, “posibles”, “donantes”, “consumar” “aplazamientos” o la terrible verdad que esconde “completar” no nos dicen nada, hay que esperar a mediados de la tercera parte para descubrir todo el misterio al mismo tiempo que los personajes.

Ishiguro es un escritor inglés de origen japonés que ha escrito otras novelas de éxito como Lo que queda del día (2001), Cuando éramos huérfanos (2001) y Nocturnos (2010).

La adaptación de Nunca me abandones ha sido llevada a la gran pantalla en 2010 por Mark Romanek con guión de Alex Garland y con Carey Mulligan, Andrew Garfield y Keire Knightley como protagonistas principales.





El tráiler de la película:




17 agosto 2015

El Topo (Stella Rimington)

Portada del Topo Stella Rimington

Ediciones B. Mayo 2010. 371 páginas. De 16 años en adelante.

Liz Carlyle agente del MI5, servicio de inteligencia británico, recibe un encargo de su jefe que le incomoda sobre todo en ese momento en el que está tras la pista de tres presuntos terroristas islámicos que parece están preparando un atentado inminente.
Y no solo le disgusta por este motivo sino por el encargo en sí mismo. Tendrá que conseguir destapar, de entre los suyos, a un posible topo que entró en el servicio cuando el IRA irlandés se encontraba en plena guerra con Inglaterra. Solo se tiene noticia de su existencia por el extraño soplo de un antiguo dirigente del ejército republicano irlandés.
El topo ha estado inactivo durante muchos años o, más bien, habría que decir que nunca fue activado. Nada agradable: pocos datos y una delicada investigación interna entre sus propios compañeros.
Poco a poco Liz va tirando de los pequeños indicios que van apareciendo en las distintas entrevistas que realiza a lo largo de la investigación.
Conforme se desarrolla el relato vamos conociendo mejor a los diferentes agentes del MI5 que van apareciendo en las listas de posibles topos. Se van perfilando nombres. Hay pequeñas y débiles conexiones con la causa irlandesa pero nada parece ser definitivo. Investiga las contradicciones entre unos y otros, pero, ¿quién dice la verdad? y ¿cuál el motivo por el que algunos han ocultado datos o tergiversado sus relatos?
En paralelo, sus compañeros del MI5, están como locos detrás de los terroristas. Da la impresión de que el comando va siempre un paso por delante. Cuando parece que van cerrando el circulo se esfuman sin dejar rastro.
Todo parece conducir a un desenlace fatal pero no se sabe ni dónde ni cuándo. El tiempo va pasando y corre en su contra.
Novela policíaca muy enredada. Supongo que es lo lógico en este género en el que los protagonistas son agentes secretos. Conozco personas que son capaces de seguir los innumerables nombres de los distintos personajes que van apareciendo y que mantienen en la memoria esos pequeños detalles que son la conexión en los avances de la investigación. He de reconocer que yo no soy de estos por lo que me he encontrado perdido más de una vez. Pero eso sí, he disfrutado con la acción y la trama general que es apasionante y llena de giros inesperados.
La autora, Stella Rimington, fue en su día la primera mujer que llegó a dirigir los servicios del MI5, ahora se dedica a la empresa y a escribir novela de ficción.

09 agosto 2015

La Vida Sale al Encuentro (José Luis Martín Vigil)

Editorial Homo Legens, 2006. 359 páginas. A partir de los 15 años. 

La Vida Sale al Encuentro es uno de esos libros que dejan huella. Llega a la cabeza y al corazón. Saca muchas sonrisas, es posible que algunas lágrimas, y lo seguro es que no deja indiferente. Está basado en una historia real de la que fue testigo el autor durante sus años en el colegio Apóstol Santiago de Vigo. La trama es sencilla: se cuenta un año de la vida de Ignacio, de los 15 a los 16 años, interno en un colegio de jesuitas.
Ignacio, el mayor de tres hermanos, tiene un carácter impetuoso y no es buen estudiante. Pero tiene un gran corazón y un marcado sentido del honor, inculcado por su padre, Segundo en la Escuela Naval. Ignacio tiene clara su vocación de marino desde pequeño y es un apasionado de la vela. En la novela hay metáforas constantes relacionadas con el mar y varios relatos apasionantes con el mar como protagonista.
Tres personajes son esenciales para el desarrollo de la historia: Cheché, Karin y el Padre Urcola. Cheché, de 12 años, es el hermano pequeño de Ignacio y sufrió a los 7 una enfermedad que le dejó inválido de una pierna. Esto provoca que, al contrario que con Mito (el otro hermano, de 14 años) con el que Ignacio está casi siempre peleándose, Ignacio y Cheché tengan una relación especial. Karin es una chica alemana acogida por los tíos de Ignacio tras la muerte de sus padres. A diferencia de su prima Patri, con la que tiene piques continuos, Ignacio siempre ha querido a Karin como a una hermana. El Padre Urcola es el álter ego del autor. Es un sacerdote jesuita que enseña a Ignacio a crecer como persona y como cristiano, con un estilo incisivo que influye enormemente en el protagonista. Hay varias conversaciones de Ignacio con el Padre Urcola decisivas para la historia.
Es un año especialmente significativo para el protagonista, se puede decir sin exagerar que es uno de los más importantes de su vida. De lo dicho se deduce que ocurren algunos sucesos que afectan enormemente a Ignacio. Pero no es tan relevante lo que ocurre como las reacciones del protagonista y su crecimiento personal.
Creo que es de esos libros que se disfrutan incluso aunque se sepa lo que va a pasar. Por eso cuesta leerlo una sola vez. Está escrito en primera persona, lo que realza la evolución interior del protagonista, y con un estilo ágil, que engancha al lector incluso en las partes que no salen lo más mínimo de lo ordinario. Es obligado avisar que es un libro publicado por primera vez en 1955, por lo que hay algunas palabras y expresiones que son un poco extrañas para el lector joven de hoy. Hay otro factor que conviene avisar, y que ya habrá deducido el lector de esta reseña; el peso de la religión en la novela. Esto podría causar rechazo en algún tipo de lectores.
La Vida Sale al Encuentro fue objeto de sucesivas ediciones hasta el 2006, año en que salió una edición especial que se agotó rápidamente. Fue un auténtico bestseller de la narrativa juvenil española pero actualmente puede ser difícil de conseguir ya que está descatalogado. Si es posible, aconsejo vivamente la edición de Homo Legens de 2006, revisada por el autor y con un prólogo para la edición, además de varios apéndices especiales con fotos e información sobre los personajes de la historia real. Con carácter general, lo recomiendo a partir de los 15 años. Principalmente por el lenguaje un poco anticuado y la temática adolescente. Ello no quita, como es lógico, que habrá lectores que lo disfruten con 12-13 años.

Alma Blanca. Luz en la Oscuridad (Laura Bona)

Alma Blanca Portada

eLibro Versión Kindle. 145 pág (estimación). De 13 años en adelante.

La pequeña Carol se interna en una antiguo edificio abandonado y de pronto el suelo desaparece bajo sus pies cayendo en un profundo pozo. Ella, desesperada, grita para que alguien venga en su rescate. Por la boca del pozo aparece un chico que le ayuda, solo le pone la condición de que no le toque -algo extraño pero sin importancia en esas condicones-. El chico, que responde al nombre de Ralph y es algo mayor que ella, desaparece sin siquiera poder darle las gracias.
A partir de ese momento no deja de hablar de su Principe Azul. Se convierte en una jovencita enamorada que habla de su extraño amigo al que nadie conoce. Después de este suceso algo no va bien: no deja de oír y ver cosas extrañas en sueños que no le dejan tranquila. No dureme bien.
Sus padres se ponen nerviosos y le envían a uno y otro especialista que hablan del trauma sufrido y de las alucinaciones que sufre. Por este motivo decide guardarse sus comentarios y nunca más hablará con nadie de sus sueños ni de su verdadero Amor.
Ella misma decide cerrar su pasado para volver a enamorarse y ser una adolescente "normal".
Pero las cosas se complican cuando descubre que su antiguo rescatador no era una pura sugestión. Es de carne y hueso o, al menos, eso parece.
Junto con el nuevo descubrimiento comienzan a suceder cosas extrañas en su vida. Aparecen en ella sin pretenderlo unos poderes que no es capaz de controlar. Extrañas luces como brillantina aparecen cuando cae la noche.
No sabe como encajar todas esas cosas y no se atreve a hablar con nadie. Su mejor amiga comienza a preocuparse en serio y habla con ella.
A la vez aparece un chico nuevo en el instituto que se interesa por ella. Su corazón está dividido y sólo la precipitación de increíbles sucesos que podríamos encajarlos en lo paranormal le harán salir de dudas.
Una novela fácil de leer, cortita aunque queda abierta a una continuación, en la que hay cambios de ritmo constantes. Es amor, aventura, ficción o realidad o una mezcla de todos ellos que hacen interesante el relato. Buen comienzo de la saga que esperemos continúe pronto.
Enlace para su compra en Amazon aquí
Web de la autora. Aquí podrás leer los cinco primeros capítulos.
Booktrailer:

28 junio 2015

El sueño de Berlín (Ana Alonso y Javier Pelegrín)


Editorial Anaya. Colección Premio Anaya. 16 de abril de 2015. 120 páginas.

Novela interesante, escrita a dos voces, en la que los protagonistas son compañeros de clase. Los narradores son los protagonistas y en cada capítulo es uno de ellos el que habla, a modo de diario. Es la historia de un enamoramiento entre dos chicos de dieciséis años que prácticamente no se conocían a pesar de ser compañeros en el aula. Mediante la técnica de la pluralidad de narradores, el lector encuentra el gusto en la novela porque conoce los sentimientos, impresiones, pensamientos o emociones de los dos chicos sin que ellos los sepan.
Bruno se siente atraído por Ana desde el comienzo del libro y ella, obviamente, no lo sabe. Al mismo tiempo, conocemos desde el primer capítulo las dificultades que tiene Ana en la vida. Padece un trastorno psicológico que la condiciona para casi todas las tareas de la vida, especialmente para aquellas que suponen una relación social. Bruno va entrando en la vida de Ana y ella va avanzando para aprender a convivir con su trastorno, gracias a su relación con Bruno. La prueba definitiva para Ana será Berlín, destino del viaje de fin de curso. Para Ana es un sueño imposible, pero con Bruno…