10 noviembre 2019

El ojo del Inca (Natalia Alonso)

Editorial Edelvives (Alandar). Publicado en 2019. 216 páginas. A partir de los 12 años de edad.


Una figura fantasmagórica se acercaba. Empecé a tiritar con la mano de Antu apretando la mía tan fuerte que dejé de sentirla. No tardé en darme cuenta  de que aquella silueta terrorífica no era más que una persona de carne y hueso con una capa de lluvia.
Nombres como Itai, Aymara, Sabina, Antu resultan poco comunes para muchas personas, pero no para la familia Castell que perdió a la madre en el Himalaya dos años atrás y ahora se encuentran de viaje con su padre en Bolivia. Germán Castell, el padre de los chicos, es un antropólogo fascinado por la cultura precolombina y por eso no duda en aprovechar el viaje para continuar con sus investigaciones.
De todos los hermanos, Itai es el mayor y Antu el más pequeño. Las dos chicas son muy diferentes porque mientras Sabina siempre está pendiente de su imagen, Aymara es la narradora de la historia y experimenta sensaciones que a otros les pasan desapercibidas y, además, demuestra una sensibilidad especial para descifrar los mensajes en clave que un chamán amigo de su padre les da.
Los chicos saben que para pasar las vacaciones con su padre no es necesario poner en la maleta bañadores y juegos de mesa para matar el tiempo. En Bolivia, toda la familia se verá obligada a atravesar la selva con la mochila a cuestas y a cruzar ríos infestados de anacondas, caimanes y pirañas. Además, el padre les advierte que tienen que viajar con lo justo y que deberán encontrar en la selva la comida que necesiten. Tras acampar en un en plena selva piensan que sus peores enemigos son los mosquitos hasta que descubren que su padre ha desaparecido. Convencidos de que lo han secuestrado, buscan al chamán  Huasca que domina la lectura del humo de cigarrillos y se expresa con una ironía que deja con la boca abierta a los chicos en numerosas ocasiones.
El objetivo del padre de los chicos es encontrar los huatacachi, una civilización milenaria que todavía viven de la misma manera que sus ancestros y que se dejan ver cada doscientos o trescientos años y siempre coincidiendo con un eclipse solar. Este año se producirá un eclipse total y por ello hay que ir contrarreloj porque  que está a punto de ocurrir. Este descubrimiento supone un gran paso para la humanidad y el éxito internacional para Germán, pero otras personas también están interesadas en esta investigación y no se lo pondrán fácil.
Huasca, el joven y guapo ayudante Wilson y los cuatro hermanos se pondrán en marcha para ayudar a su padre que les va dejando mensajes bajo el nombre de “Tom Sawyer” y pistas tan banales en apariencia como cáscaras de pipas y un amuleto serán fundamentales para que el desenlace sea feliz.
La experiencia será inolvidable y el ritmo trepidante el lector tendrá la oportunidad de conocer la cultura y la historia de Bolivia, y también de Perú con todo detalle. El mercado de los magos, la convivencia del culto a dioses paganos junto a la religión católica, el habla peculiar de los bolivianos, bailes de disfraces con máscaras de animales endémicos, brebajes con propiedades mágicas y la referencia a historias que nos han llegado en forma de leyendas y que tienen mucho de verdad. E, incluso, un conjunto de islas hechas a partir de juncos llamadas totora y que también son útiles para hacer vendajes y pescar.
Una historia que se lee muy bien gracias a su ritmo ágil perfectamente dosificado en capítulos breves que se cierran con giros en la trama o de forma humorística en los momentos de más tensión. Los muchos hilos que se abren a lo largo de la narración están perfectamente atados y todo resulta muy verosímil. Las descripciones son tan detalladas que la lectura resulta muy visual y es fácil imaginar los pueblos, aldeas perdidas, la comida, los ropajes y la cultura en general que se despliega ante los ojos de los personajes.

Reseña publicada en CULTURAMAS

02 noviembre 2019

Novedades literarias mes de noviembre

Novedades editoriales mes de noviembre de 2019.

Ahora que estamos juntos, Roc Casagran Casañas.
Editorial Destino, 224 páginas.

Tófol es apenas un niño cuando la Guerra Civil estalla en España y le separa de su hermano gemelo Tian, con quien está muy unido. En un emotivo relato dirigido a él, Tófol le contará su vida en esos años alejados el uno del otro, una vida llena de lucha, exilio, inocencia y amor.
Amigo imaginario, Stephen Chbosky.
Editorial Planeta, 729 páginas.
Kate Reese es una madre soltera que escapa de una relación de abuso para empezar desde cero en el pueblo Mill Grove, junto a su hijo de siete anos, Christopher. Pero Mill Grove no resulta ser ese lugar seguro que cree: Christopher desaparece en un bosque cercano, donde hace cincuenta anos tuvo lugar otra desaparición similar de un niño que nunca fue resuelta. Seis días después de su desaparición, Christopher aparece, sin un rasguño, pero no es el mismo. Guarda un secreto: una voz en su interior le alerta de una tragedia que esta a punto de ocurrir y que sacudirá todo el pueblo. La voz de este nuevo amigo también le dicta una mision: construir junto a sus amigos una casa en un árbol en el bosque, que le permitirá a este amigo escapar de la prision donde lleva encerrado muchos anos. Sin saberlo, Christopher, Kate y resto de los habitantes de Mill Grove están destinados a jugar un papel en una batalla entre el bien y el mal que los llevara a luchar por sus propias vidas.
Ahora llega el silencio, Álvaro Colomer.
Editorial Montena, 192 páginas.
Solo hay dos opciones: rendirse o luchar.
Ella nunca fue de las que se rinden.
Han transcurrido seis meses de la llegada del Silencio.
Así llaman al día en que los adultos murieron.
Pero el Silencio sigue aquí. El caos se ha apoderado de la ciudad. Los niños están indefensos. Los adolescentes tienen los días contados. Saben que están condenados a morir al cumplir los veintidós años. Astrea solo tiene dieciséis, pero no está dispuesta a esperar la muerte sentada. Luchará para cambiar su suerte, aunque esto suponga perder lo poco que le queda.

Astrolabio, Paco Romeu.

Editorial Anaya, 112 páginas.
Premio SGAE de Teatro Infantil 2018
Esta es la historia del viaje de Duna, una niña beduina. Un recorrido largo y circular, un periplo de ida y vuelta que llevará a su protagonista a los lugares más remotos e insospechados.
Pero lo realmente importante de esta odisea es que le permite encontrar su lugar en el mundo y llegar a lo más profundo de sí misma.

Buenas hermanas, Costa Alcalá
Editorial La Galera, 499 páginas.
En la ciudad ideal de Concordia todos son Buenos Ciudadanos. Hacen su vida y su día a día es plácido y sin sobresaltos, al menos, mientras obedezcan las normas y al gobierno que les vigila en todo momento.

Entre los Buenos Ciudadanos de Concordia, la familia March es una de las más respetadas y las hijas de la familia son todo lo que se espera de ellas: talentosas, dóciles, buenas hermanas y buenas ciudadanas, pero todo esto cambiará en cuanto comiencen a ver las fisuras del sistema, en cuanto comiencen a preguntarse si ese mundo en el que viven es tan ideal como parece.
Cuentos para niñas sin miedo, Myriam Sayalero y Ricardilus.
Editorial Nube de tinta.
Doce preciosas historias con princesas que luchan contra los prejuicios de todos, valientes ejércitos de elfas, reinas preocupadas por sus hijas y zarinas de bella voz que se hacen pasar un hombre para sobrevivir.
Los cuentos del pasado más populares están llenos de damiselas a las que salvan guerreros valerosos, pero ¿es que no había cuentos con guerreras y princesas valientes y astutas? Sí, los había, y aquí los tienes. Los cuentos que necesitan las chicas y niñas de hoy en día para construir una sociedad más justa e igualitaria.
La abuela, Chris Pueyo.
Editorial, 192 páginas.
Mi familia es una mierda.
Excepto mi abuela.
Me crio, me educó y me soltó; ninguna de las tres tarea fácil.
Así que mi abuela es mi madre.
Todo comenzó cuando mencionó lo de su testamento, aquella fue la chispa que encendió estas páginas.
Y un martes por la tarde me senté a escuchar su historia, porque me parece importante saber de dónde venimos.
Mi abuela vive en este libro.
Y tienes que conocerla.
El corazón del diablo Crónicas del viajante #3, Carlos Vila Sexto.
Editorial Edebé, 340 páginas.
798. Ese es el destino que el Espejo de Lágrimas ha elegido para Miguel. A cien kilómetros del Pazo Quiroga, frente a las costas de Cabo Lázaro, los ejércitos de España y Francia intentan acabar con el despiadado pirata Diablo. Solo Miguel sabe quién se esconde bajo la máscara del pirata. Por eso intentará aprovechar esa ventaja para llegar hasta él y asesinarlo, lo que cambiará el curso de la Historia. Pero la llegada de un barco que se dirige a Roma lo cambia todo. Porque a bordo viaja un hombre que necesita encontrar algo en ese pueblo antes de continuar su viaje. Y porque la bodega de ese barco oculta la respuesta a un misterio que no empezará… hasta dos siglos más tarde.
Los incursores, Mary Norton.
Editorial Blackie Books, 344 páginas.
Arrietty es más diminuta que un terrón de azúcar. Pero es muy valiente, porque con una aguja como espada deberá salvar a toda su familia, con la que vive bajo el suelo de un viejo caserón.
Ellos son LOS INCURSORES. No poseen nada y por eso deben vivir peligrosas aventuras cada vez que quieren «tomar prestada» alguna de las pertenencias de los dueños de la casa: los enormes «serumanos».
Hasta que Arrietty conoce a uno de ellos, un niño muy especial. Y sus vidas cambian para siempre.
Este volumen contiene el libro I, «Los incursores», y el libro II, «Los incursores en el campo», de la serie «Los incursores».

20 octubre 2019

La habitación imposible. Crónicas del viajante 2#3 (Carlos Vila Sexto)

Editorial Edelvives (Crónicas del viajante). Publicado en marzo de 2019. 384 páginas. A partir de los 16 años de edad.



Dos galeones hunde el corsariocamina hacia el frente con pata de palo.Gira a su diestra, se enfrenta a la muertedos golpes de espada le dejan sin suerte.Se inclina a babor con la parca soñandotres lances de daga lo dejan sangrando.Un golpe de viento lo gira de nuevoseis pasos a popa y es hombre muerto.

En el primer libro la acción transcurría a bordo del Tren del Norte y conocíamos parte del pasado de Miguel, el viajante, que recuperaba poco a poco la memoria mientras intentaba salvar la vida de manos de personas a las que creía no conocer. Sin embargo, ahora todo es muy distinto. El escenario se traslada ahora a una gran mansión, llamada el Pazo Quiroga, donde siete personas acuden para tasar diferentes obras de arte: libros, monedas, cuadros, etc. Ninguno de ellos se reconoce, pero algunos son los mismos personajes que en el libro primero con muchos más años de edad.
La relación entre los siete desconocidos es muy tensa y  todos parecen esconder secretos que les hacen desconfiar los unos de los otros. Además, muy pronto descubren que la mansión tiene algo turbio y espeluznante que no les deja escapar aunque lo intenten. Cuando empiezan las muertes todo se precipita y su atención se centra en un espejo, una cinta de vídeo y las ocho estrofas de una canción infantil que parece tener la clave para resolverlo todo.
Miguel se ve obligado a atravesar el espejo para viajar al pasado, pero desconoce a qué momento le llevará y si srá capaz de conservar la memoria. El viaje es muy peligroso, pero es la única opción para restablecer la situación inicial, descubrir quién fue Quiroga y cómo escapar de la mansión.
Esta segunda entrega de Las Crónicas del Viajante es mucho más trepidante que el primer libro y todos los capítulos terminan en un punto que invitan a continuar con la trama. El primer libro se puede considerar la precuela de este que termina de forma muy tentadora y promete un nuevo escenario y aventuras muy diferentes.

Carlos Vila Sexto es un escritor y guionista coruñés conocido por ser el creador y guionista de la exitosa serie policíaca y de humor: Los misterios de Laura. Esta serie ha sido la primera en la historia de la televisión en España en ser adaptada en Estados Unidos.
 Publicado en Culturamas

10 octubre 2019

La vida en fuera de juego (Galder Reguera)

Editorial SM (Gran Angular). Publicado en agosto de 2019.  219 páginas. A partir de los 14 años de edad.

He asentido, sonriendo. Pero era una sonrisa fingida. De pronto, el fútbol ya no me parecía tan genial, el vestuario apestaba a sudor y las bromas de mis compañeros ya no tenían ninguna gracia.
A sus catorce años, Ibon es feliz jugando a fútbol como centrocampista y siendo hinca del Atleti del Bilbao. Este deporte de masas es el que sigue con pasión todos sus amigos y conocidos del pueblo. Aunque no se puede decir lo mismo de su familia porque desde que su hermana Ana tiene novio no se habla con el aita y Borja, su otro hermano, vive  en su mundo.

Todo da un giro muy radical en la vida de Ibon el día que se ve obligado a mantener en secreto algo que puede hacer tambalear todo lo que conoce hasta ahora. Porque Ibon no acaba de entender qué significa el "fuera de juego" y como todos le consideran el cerebro del equipo no se atreve a preguntar para desvelar sus dudas.
Es curiosa la vida. Tantas y tantas semanas y meses iguales, en los que nada varía, repitiendo las mismas rutinas, y de repente, en un solo día, ¡paf!, todo cambia y te conviertes en alguien completamente distinto.

Esta duda arrastra otras y el pensamiento crítico tan perseguido por los profesionales de la docencia se pone en marcha porque a través del fútbol Ibon, este adolescente, empieza a cuestionarlo todo. Si algo tan conocido y cercano para él tiene diferentes perspectivas y significados para el resto, otros temas que él no domina tanto como la amistad, el amor y las personas entrañan un misterio que es necesario descubrir como ciudadano del mundo que es.

Es ahora cuando empieza el juego, y no importa la posición que ocupe. Ibon sabe que todos sus movimientos afectan al resto y por eso conviene actuar con sentido común. Los adultos tampoco son de mucha ayuda porque también tienen problemas y dudas. De este modo, el mundo se presenta como algo muy complicado que le hace sentirse fuera de juego, es ese el verdadero sentido del término.

Una historia que sorprende por el contenido ya que tanto la portada -que imita un futbolín- como el título invitan a pensar que tendrá el fútbol como tema central, pero no es así. El deporte ocupa una posición secundaria y son la música, las relaciones personales y todo lo que interesa y preocupa a los adolescentes los verdaderos ejes  temáticos por los que fluctúa el libro. La adolescencia implica dejar la niñez para adentrarse en el complejo mundo de los adultos con las emociones tan descarnadas que se vive de forma muy intensa. 

Es fácil identificarse con los personajes por su sencillez y verosimilitud y la lectura resulta muy ágil porque los capítulos son cortos y van precedidos por una serie de palabras claves que nos avanzan el contenido del mismo. Además de la narración en primera persona con un estilo directo y desenfadado. Una lectura que recomendamos para estudiantes adolescentes les guste o no el fútbol.

Gardel Reguera es un escritor que ha publicado, entre otros libros como: Hijos del fútbol y La muerte y el hincha. En ambos libros se dirige a lectores adultos para hablar de las relaciones entre padres e hijos con el fútbol como hilo conductor, en el primero, y la relación de los aficionados con los clubes. En La vida en fuera de juego se dirige a los adolescentes.

09 octubre 2019

¡Pero, si yo soy un oso! (The Bear That Wasn't, Frank Tashlin)

Editorial Ediciones Invisibles (El jardín invisible). Publicado en 2011.  64 páginas. A partir de los 5 años de edad.

«Hace mucho tiempo; en realidad, fue un martes», un oso fue a su cueva para pasar el invierno durmiendo, como hacen los osos. Cuando se despertó, a principios de primavera, se encontró que los árboles habían desaparecido, la hierba había desaparecido, las flores habían desaparecido… y en su lugar había edificios, coches y vallas. Y su cueva estaba justo en medio de una fábrica. En aquel momento apareció el capataz y dijo: «Eh, tú, a trabajar». «Pero es que yo no trabajo aquí ?dijo el oso?. Yo soy un oso.» Y el hombre se rio a carcajadas: «¡Vaya excusa para no trabajar! Tú lo que eres un merluzo que no se ha afeitado y que lleva un abrigo de pieles». Por suerte, el oso era muy cabezota… y, sobre todo, ¡no era un merluzo!

Una hermosa fábula considerada un clásico que entre el humor y la fuerza de las imágenes nos traslada al desconcierto de un oso y su férrea reivindicación para recuperar una identidad que le han arrebatado y, de este modo, evitar la explotación y el abuso al que quieren someterlo los humanos.
El invierno ha terminado y un oso que con la llegada de la primavera se dispone a dejar la hibernación para retomar su vida normal, pero no se lo ponen fácil. El bosque donde se encuentra cueva donde ha pasado los meses más fríos ahora ha desaparecido y en su lugar hay una fábrica donde un capataz con pocos escrúpulos insiste en que no pierda más tiempo y empiece a trabajar.

– Yo no trabajo aquí. Soy un oso.El capataz casi se muere de risa:– ¡Bonita excusa para no trabajar! Decir que eres un oso.– Pero es que soy un oso -dijo el oso.


De poco lo sirve tratar de convencer al capataz de su verdadera naturaleza, porque se trata de una persona que no atiende a razones y está acostumbrada a que se haga su voluntad. El oso no es el único en sufrir la autoridad sin réplica de este capataz porque también los trabajadores están angustiados por su actitud.
Tú no eres un oso.

No eres más que un patán que necesita un buen afeitado y lleva puesto un abrigo de pieles.

Parece imposible convencer a una persona tan soberbia de lo contrario y el pobre oso se pone a trabajar en la fábrica codo con codo con el resto de trabajadores humanos y… también otros osos.
Esta historia tan entrañable también cuenta con ciertos visos de tristeza por la injusticia y desigualdad que retrata. Dirigido a los jóvenes lectores, tiene diferentes lecturas que invitan a la reflexión por la crítica social y el trato que reciben los animales por parte de los humanos.

Frank Tashlin es el autor del texto y también de las ilustraciones, se trata de un caricaturista con mucha experiencia en la realización de cortometrajes de animación para Hollywood.
Una invitación a repensar ciertas conductas que se abordan desde el humor y con unas ilustraciones llenas de fuerza y expresividad -donde destaca el oso gracias a su color oscuro- desde una aparente sencillez que comparte con la historia. Es un clásico escrito en 1946 que no ha perdido vigencia.
La editorial Ediciones invisibles s se puede leer un fragmento del libro aquí.

Publicado en Culturamas