15 febrero 2018

Nano y Esmeralda (Alfredo Gómez Cerdá, texto y , ilustraciones)

Editorial  Barco de Vapor. SM.  (Serie Naranja). Publicado por primera vez en 1987.  páginas.  A partir de los 10 años de edad. 

Nada podía presagiar una amistad entre la ancianita Esmeralda y el inquieto Nano. Todo sucede en el mismo momento en que Esmeralda casi atropella a Nano con su bicicleta. No se trata de una bicicleta corriente sino que tiene más de trescientos años que se llama Bronifraugstan y puede volar. Pero vayamos por partes.

Resulta que Arancha, la mejor amiga de Nano, ha visto muchas veces a la anciana llamada Esmeralda tejiendo en el parque y Nano decide hacerse el encontradizo para hablar con ella.

Esmeralda es una mujer bastante peculiar. Le gusta dormir a pierna suelta en un banco del parque, lleva un jersey de lana con todos los colores del arco iris y no tiene ningún inconveniente en que todos la oigan roncar.

Por el contrario, Nano se muestra muy sensible a todo lo que le sucede y a lo que piensen de él. En primer lugar, se lamenta tener que heredar los jerseys de lana de su hermana mayor Rosa. En cambio, Luisma es más pequeño que él y su madre se los hace nuevos. Claro, que según su madre es porque Nano los destroza. Además, el vigilante del parque le llama la atención por tirar piedras en el estanque y, lo peor de todo, todo el mundo le llama Nano cuando a él le gusta más Fernando, su verdadero nombre. La verdad es que el pobre Nano-Fernando está harto de tener que dar explicaciones y de justificarse por todo lo que hace o piensa.


En cambio, todo es muy especial junto a Esmeralda. En seguida esta simpática mujer le promete que le tejerá un jersey en un solo día y que tiene un gran secreto que muy pronto le cuenta: en realidad es una bruja auténtica, aunque bastante rebelde y con mucha iniciativa. Sí, Esmeralda sabe que se arriesga a perder este nuevo amiguito como ya le ha sucedido otras veces.


La culpa la tienen los cuentos que dan una visión bastante equivocada de la realidad que no dejan a las brujas muy bien paradas y por eso no gustan a la gente. Nano ni se imagina todo lo que se divertirá y aprenderá con esta amiga excepcional que a pesar de su edad y de su naturaleza mágica tienen mucho en común.

Poco a poco, entre Nano y Esmeralda la complicidad es tal que no se cansan de estar juntos y mientras disfrutan de maravillosas aventuras -como subir en bicicleta hasta el campanario- Nano se hace entender con su familia porque demuestra que no miente  y que es capaz de hacerse valer por sí mismo.


Alfredo Gómez Cerdá (Madrid, 1951) es un escritor licenciado en Filología que ha publicado libros para niños y jóvenes, además de realizar otras actividades relacionadas con la literatura y los jóvenes como escribir guiones para cómics, colaborar en revistas especializadas. Ha ganado entre otros premios el Gran Angular, Ala Delta, Hache, Lector, Barco de Vapor, White Rave de Munich, Premio Lector, Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvneil, etc. Además, algunos de sus cuentos se han incluido en la Lista de Honor Andersen. Se puede saber más leyendo su blog Falso Diario.
Libros publicados por el autor: El rostro de la sombra, Con los ojos cerrados, Pasos de marioneta, El cuarto de las ratas, Apareció en mi ventana, Noche de alacranes, etc.
Este año 2018, Alfredo ha sido nominado para los Premios ALMA (Astrid Lindgren Memorial Award).




La Serie Naranja de Barco de Vapor se caracteriza por ser textos infantiles más largos que tienen como temas principales el humor y la aventura.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nos interesa tu opinión