08 noviembre 2007

El Pequeño Nicolás (René Goscinny)

Editorial Alfaguara. A partir de 9 años.
El pasado 5 de noviembre se cumplieron 30 años desde la muerte de este gran escritor francés. Será recordado por ser el creador de personajes como Astérix y Obelix; Lucky Luke o el pequeño Nicolás, entre otros. Como los dos primeros pertenecen al género de los Cómics que no son, normalmente, objeto de nuestro blog, nos centraremos en el Pequeño Nicolás.
Han salido varios títulos que tienen como protagonista a este niño pequeñajo y travieso: La vuelta al cole, Las vacaciones del pequeño Nicolás, Los amiguetes del pequeño Nicolás, El Chiste... Todos ellos están repletos de las pequeñas aventuras de Nicolás, sus amigos y la familia.
Son episodios tronchantes por las ingenuas ocurrencias de estos chicos y sus continuas travesuras. A modo de ejemplo citaremos cuando una vez, Clotario -que es el último de la clase-, llegó a la escuela con gafas. Fue todo un acontecimiento, pues de todos es sabido que cuando uno se pone gafas mejora en los estudios ya que el problema era que antes no veía bien. Para comprobarlo las gafas irán pasando de mano en mano, sobre todo cuando la profe les manda salir al encerado.
A Nicolás le parecía un poco extraño eso de que si Clotario era el último de la clase era porque no veía. A él le parecía más bien que era porque Clotario se dormía a menudo en clase, aunque, a lo mejor, las gafas no le dejen dormir. Además, es verdad que Agnan, que es el primero de la clase, es el único que lleva gafas y por eso mismo no se le puede zurrar tan a menudo como uno quisiera.
Precisamente Agnan no quedó muy contento con lo de las gafas de Clotario porque siempre tenía miedo a dejar de ser el ojito derecho de la maestra y que alguno de la clase fuera el primero en su lugar. Pero los demás nos pusimos muy contentos al pensar que ahora el primero sería Clotario, que es un compañero fenómeno.
Con este tipo de razonamientos Goscini va describiendo las maravillosas escenas de estos pequeños personajes que nos harán pasar un buen rato.
No se trata de una novela juvenil. Entraría mejor en el género de cuentos (relatos cortos), aunque hay una unidad, por tratarse de los mismos personajes, entre todos ellos. Por este motivo siempre se pueden leer "entre tiempos", aunque también se disfruta teniendo un buen rato por delante para intentar meterse en la cabeza de esos pequeños locos.

Libros Juveniles
Ver vídeo (en francés):