11 junio 2007

El Auténtico Grial (Julio César Romano)

Editorial Palabra (2007). Colección La mochila de Astor nº 15/ 156 pp. De 12 a 15 años
(Incluyo esta recensión que envía un visitante del Blog)

Novela juvenil repleta de acción y fantasía, bien documentada y portadora de valores que enganchará a lectores mayores de 12 años.
Los malvados caballeros grises, representación del mal, andan tras el Santo Grial, a pesar de que ningún mortal ha tenido ninguna noticia de la reliquia desde las leyendas del rey Arturo. Es entonces cuando el cáliz que Jesucristo usó en la última cena necesitará un escondite mejor que el que hasta ahora ha tenido: la iglesia de un pueblo gallego. El padre Anxo ha sido el único conocedor del lugar donde el cáliz permanecía oculto. Sin embargo, los acontecimientos exigen que otros tres personajes sepan de su paradero y colaboren para buscar un lugar donde la reliquia esté a salvo. Se trata del caballero de la Orden del Santo Grial Sir Cristian, y de la joven pareja formada por Yago y Selene.
Los cuatro personajes, bien distintos entre sí pero unidos por haber asumido la misión de proteger el cáliz, inician la trepidante aventura en la que no tendrán descanso. Tampoco el lector porque cada capítulo de la novela supone una vuelta de tuerca más en el frenético desarrollo argumental. La aparición del maligno libro de magia de Morgana tensa todavía más la situación de los personajes. Sólo se destruirá cuando un gran caballero lo atraviese con su espada. Pero, ¿quién puede ser ese elegido? ¿A quién el destino ha llamado para librar de un gran mal a la humanidad?
Los peligros acechan en cada momento a los cuatro personajes pero el viaje también les otorga la oportunidad de conocer mejor la amistad, el amor, la lealtad y el hondo sentido que palpita en cada dificultad que proporciona la vida. Y es que el transcurso de la misión (no sólo el resultado final) posee un valor en sí mismo. Es una novela ingeniosamente urdida y rica en distintos niveles de análisis. La documentación histórica resulta irreprochable, la arquitectura del argumento se sostiene sin fisuras y su lectura deja el sabor de las buenas historias. De las que nos han hecho pasar un buen rato. De las que nos han hecho pensar. De las que nos han removido.

1 comentario :

Nos interesa tu opinión