13 junio 2019

La voz interior (Jordi Sierra i Fabra)

Editorial Gran Angular (SM). Publicado en marzo de 2002. 120 páginas. A partir de los 12 años de edad.

Cuando se comete una falta en el ámbito legal, moral o social se piensa que la víctima es la que sufre el atropello, pero en este caso comprobamos que no es así. Quien es capaz de hacer daño a otra persona, sea quien sea el motivo, es el que más necesita ayuda.

En un prestigioso internado gobernado con mano férrea por religiosas estudian las hijas de los hombres más poderosos del país. Una de las profesoras, María, destaca por el trato cercano con las alumna que a veces le han hecho saltarse las normas y sufrir las consecuencias. Esta religiosa ha tenido una infancia poco convencional ya que sus padres viajaban por el mundo en diferentes comunas hippies.
Conozco mejor que usted la naturaleza humana. Ninguna de esas chicas quiere un expediente por la mala cabeza de otra. Una de ellas ha transgredido las normas, y no todas se quedarán impasibles cuando se les imponga un castigo por eso. Son hijas de buenas familias. Eso es lo que distingue a nuestro centro. Tienen demasiado que perder, y muy poco que ganar. La mayoría son buenas estudiantes. También su prestigio está en juego.
Un día, descubren un muchacho salir de uno de los dormitorios y la directora del internado trata por todos los medios de saber quién es la joven con el que ha pasado la noche. Ante las amenazas de expedientar a todo el centro por completo si no confiesa la culpable, pronto reciben un anónimo donde se acusa a una chica que destaca por ser muy discreta y buen estudiante.

Mientras la directora se dispone a aplicar el castigo, María está más preocupada por descubrir a la delatora e inicia una investigación que se centra en las amigas más cercanas a la chica. Su implicación es tal que elabora perfiles de cada estudiante pensando en los posibles motivos de odio para perjudicarla. También prueba con redacciones y poesías donde pueda conocer el alma de la joven que ha cometido un error fatal e imperdonable. Durante esta investigación María descubrirá que las alumnas son mucho más maduras y críticas de lo que pensaba y que muchas se ven obligadas a renunciar a sus sueños para continuar con la empresa familiar.

- Hermana, nuestra tarea no se limita a instruir a esas muchachas: también tenemos que formarlas, moldearlas para el mañana, hacer de ellas seres humanos capaces de vivir en el mundo que las aguarda.

No será tras un viaje en compañía de las sospechosas cuando María descubra la identidad de esa persona que necesita ayuda urgente. Pero para recibir perdón es necesario que la delatora reconozca que ha obrado mal y que desea ayuda. Una disección del alma humana y el daño de la actitud de los padres puede hacer en sus hijos. La competencia, las presiones, el hecho de comparar con otros e imponer su voluntad a toda costa.

Jordi Sierra i Fabra ha elaborado una de sus mejores obras. Este autor barcelonés suele basarse en hechos reales, pero esta vez es difícil encontrar alguna similitud con la vida real; aunque eso no quiere decir que la historia sea poco verosímil, sino todo lo contrario. Un libro que se lee rápidamente y en el que es muy complicado prever el final. Totalmente recomendable, a pesar de no ser reciente.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nos interesa tu opinión