11 febrero 2019

Los inventores de Dorset Square. 1#? (The Inventors at No. 8, M.A. Morgen)

Editorial Anaya (Narrativa Juvenil). Publicado en octubre de 2018. 304 páginas. A partir de los 12 años de edad.

Aparentemente, no hay nada que pueda alegrarle el día a George, el tercer lord de Devonshire, un huérfano que vive en una destartalada mansión en el centro de Londres en compañía de su fiel mayordomo Frobisher. 

Además de huérfano y extremadamente pobre, George se niega a salir de su casa para no crear problemas a nadie. Está tan convencido de que es portador de la mala suerte que piensa que todo aquel que se le acerque puede morir de una forma espantosa.

Cuando ya no queda nada del patrimonio familiar que el joven heredero pueda vender para comer se plantea desprenderse de una reliquia de gran valor. Esta reliquia consiste en un mapa del tesoro, creación del abuelo de George, para encontrar una joya llamada la Estrella de la Victoria que asegura que quien la posea tiene el éxito asegurado en cualquier batalla a la que se enfrente.

Todo se complica cuando un misterioso y hábil ladrón le roba la tan preciada reliquia y en su intento por recuperarla George conoce a su vecina Ada Byron. Una niña de doce años, los mismos que él, futura condesa de Lovelace que crea artilugios fabulosos como un ave capaz de volar y entrar en casa ajena.

Ada y George se unen para descubrir la identidad del ladrón de la reliquia y también para conocer el paradero del padre de Ada. Para esta peligrosa aventura viajarán a bordo de un ingenioso aparato volador diseñado por Ada. Les acompañará Oscar, el hijo de un terrible pirata y una orangután.


Así pues, no es exagerada la afirmación de George de que es el niño más desafortunado de todo Londres, pero su suerte y la de sus amigos va a cambiar cuando tome las riendas de su destino y se atreva a enfrentarse a sus enemigos para recuperar lo que es suyo y que los que lo rodean encuentren la felicidad que se merecen. Todo aderezado con una buena ambientación del siglo XIX y con el steampunk o los inventos tecnológicos ficticios como telón de fondo.

Una lectura acertada para el Día Internacional de las Mujer y la Niña en la Ciencia (que se celebra hoy, 11 de febrero) cuya celebración tiene como objetivo visibilizar el papel de mujeres y niñas en la ciencia para garantizar su acceso desde la igualdad de oportunidades. Por otra parte, Ada Lovelace fue una entusiasta de la aviación y una genial inventora desde niña. Se la considera la primera programadora de ordenadores de la historia y se especializó en matemáticas y física. Aunque fue hija del poeta Lord Byron, amigo de la autora de Frankenstein Mary Shelley, en el libro se dice que era su tío.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nos interesa tu opinión