08 octubre 2018

La habitación de Nona (Cristina Fernández Cubas)

Editorial Tusquets (Serie Roja). Premio Hache de Literatura Juvenil 2018. Publicado en 2014. 192 páginas. A partir de los 14 años de edad.

Siempre encuentro un placer que no puedo explicar al leer una recopilación de cuentos con un hilo conductor tan potente como la invitación al terror a partir de escenas cotidianas y protagonizadas por personajes, aparentemente, inofensivos.

Esta colección de la autora catalana Cristina Fernández  Cubas contiene un total de seis cuentos con un título que nos avanza poco sobre el contenido: La habitación de Nona, Hablar con viejas, Interno con figuar, El final de Barbro, La nueva vida y Días entre los Wasi-Wano. Todos los cuentos son muy diferentes entre sí y en cada uno de ellos la voz narrativa de la autora es la que da sentido a unos relatos de los que no nos resulta difícil imaginarnos formar parte de ellos.

En palabras de la autora:
Yo creo que la cotidianeidad no es tan apacible como parece.
Interno con figura es el cuento que más me ha gustado sobretodo por las diversas interpretaciones que se ponen en escena por parte de los personajes entorno un miso cuadro del artista italiano Adriano Cecioni. -y que también es la imagen de la portada. Se trata de unas anotaciones que la autora convirtió en relato después de visitar una muestra de obras pictóricas. Un grupo de escolares opinan sobre la actitud de la joven que aparece en el cuadro. Estas opiniones van desde un juego infantil hasta la amenaza más cruel y sin oportunidad de escapar.

Hablar con viejas obliga a leer el clásico en lengua catalana Josafat escritor por Prudenci Bertrana en el lejano 1906 y que también supone una visita al mito de King Kong. Los puntos en común son la relación de una mujer con una bestia de lo más abominable. En la historia de Cristina Fernández el encuentro es totalmente inesperado y, por lo tanto, mucho más siniestro. Respecto a Días entre los Wasi-Wano, simplemente a mi no me pasaría, pero conozco a gente que no podría evitarlo. Y La habitación de Nona, el cuento que da título a toda la colección, nos hace cambiar de opinión respecto la protagonista y narradora a medida que avanzamos las páginas. 

En resumen en estos cuentos vemos: la difícil relación entre dos hermanas; la decisión poco ética que ha de tomar un mujer con problemas económicos; las diferentes interpretaciones respecto a un cuadro inquietante; las tres hijas de un viudo con su bella y enigmática segunda mujer; el pasado sentimental de una mujer que ahora se ha vuelto solitaria y triste y el vínculo tan inesperado que se da entre una chica y su tío.

Tal vez no son los relatos que yo recomendaría leer a los adolescentes, aunque el personajes principal siempre sea una niña o joven. De todas formas, un buen puñado de jóvenes han decidido darle el Premio Mandarache de Jóvenes Lectores 2018 y eso es un argumento suficiente para declararlo literatura juvenil, no tanto los personajes de la obra, los escenarios ni mucho menos la temática.


Publicado en LMA



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nos interesa tu opinión