04 marzo 2018

El silencio es un pez de colores (Silence is Goldfish, Annabel Pitcher)

Editorial  Siurela. Publicado en octubre de 2016. 312 páginas.  A partir de los 14 años de edad.


Tess tiene quince años, no le importa tener algunos quilos de más y su mejor amiga es una fanática de la película de La Guerra de las Galaxias y del fanfic

Cuando Tess descubre por casualidad la entrada que su padre ha escrito en un blog -con un total de 617 palabras- todo se derrumba. Nunca hubiese podido imaginar ese desprecio sobre su origen y aunque su primera reacción es huir de casa pronto cambia de opinión. Tess va a permanecer en casa, sí, pero ya nada será como antes. En primer lugar, una linterna infantil en forma de pez que llama señor Anderson se convierte en su mejor confidente y otro cambio importante es que deja de hablar.

Pues bien, eso se acabó. Sobre todo después de haber leído lo que leí en su ordenador. Paso del juramento [...]. Un leopardo no puede cambiar su estampado, un perro no puede cambiar su carácter y un planeta no puede cambiar su posición en el universo. Soy Plutón...

El señor Anderson, ese pez-linterna es una especie de Pepito Grillo que, como en el cuento de Pinocho, siempre acaba por tener razón y Tess siempre es consciente de ello demasiado tarde. Ante su negativa por emitir sonido alguno todos sus conocidos reacciones de forma diferente.Sus padres no saben qué hacer ni qué decir para sacarla de su mutismo. Su mejor amiga se siente dolida y sin saber cómo su relación se enfría. Las chicas más populares del instituto que le hacían la vida imposible ahora seonces Tess no le había llamado la atención en absoluto. Mientras tanto, Tess se empeña en entender el mundo desde esta nueva perspectiva. No siempre las palabras nos llevan a la razón ni al entendimiento. A veces es necesario probar con el silencio más que como protesta como una declaración de intenciones.

Nada es lo que parece y aunque Tess intenta por todos los medios adaptarse a esa nueva situación todo se complica hasta límites insospechados. Plutón, ese planeta alejados de todos es como ella. Los dos habitan el universo sin molestar a nadie, pero resulta imposible evitar invasiones que a veces los dejan más helados de lo que en realidad están.

Una historia sin final feliz pero con alternativas que muestra de nuevo -como es habitual en esta autora- que los padres no son perfectos, que las relaciones bienllevadas no se basan en la cordialidad y que pese a nuestros errores  o dudas se puede llegar a un buen entendimiento. El largo e intricado viaje en solitario y sin palabras emitidas en voz alta en busca de la identidad de una adolescente que hasta entonces creía que llevaba una vida normal. Una excelente visión de las graves consecuencias de no hablar claro a tiempo y de que es necesario asumir ciertas decisiones tomadas en su momento.


Annabel Pitcher es una escritora inglesa nacida en 1982 y con estudios de literatura inglesa en la Universidad de Oxford. Annabel trabajó un tiempo como profesora de secundaria y ahora se dedica en exclusiva a la escritura. Algunos de sus libros son Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea (2011) y Nubes de kétchup (2013) que le han reportado muchos premios, como el Premio Edgar y el Waterstone de Literatura Juvenil.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nos interesa tu opinión