24 febrero 2018

Éramos mentirosos (We Were Liars, E. Lockhart)

Editorial . Publicado en septiembre de 2017. 280 páginas.  A partir de los 14 años de edad. 

Una bella isla privada donde una familia tiene una casa cerca de la playa donde veranean desde siempre parece un lugar paradisíaco, pero pronto se desata la tragedia.

No es especialmente la mentira -como indica el título- la causante de todo, sino un cúmulo de situaciones que se escapan de las manos y que la protagonista y narradora no es capaz de recordar o reconocer.

Cadence y otros tres amigos y primos suyos desde la infancia forman un grupo llamado "Los mentirosos". Son jóvenes y de familias sin apuros económicos y se sienten privilegiados. Desde el primer momento que ven peligrar su mundo pequeño y perfecto deciden actuar sin tener en cuenta el daño que pueden provocar y que todo se puede volver en su contra.

Resulta bastante complicado contar lo sucedido sin destripar la historia, pero hay varios elementos que nos ayudarán. El libro se divide en varias partes que no siguen un orden cronológico pero logran introducirnos perfectamente en los antecedentes de la historia y el presente. El ritmo va en aumento y escritura es anómala según se acerca al clímax porque la propia narradora no puede soportar recordar lo que sucedió.

Cuando el padre de Cadance Sinclair abandona a la familia todo se desmorona. Detrás de su marcha se adivinan discusiones, peleas, derroches, deudas imposibles de pagar, apariencias que engañan, dolor y sobre todo una decandencia que va a peor en el caso de la protagonista. Como marco a esta dolorosa situación aparecen las lagunas de memoria del verano de cuando Cadance tenía quince años y es una de las causas principales de los problemas de su familia.

Desde hace dos años que nadie de la familia ha vuelto a la isla de vacaciones y eso también es a causa del verano donde un terrible "accidente" lo cambió todo, pero Cadance no es capaz de recordarlo y su familia no le ayuda.

Al final, una maniobra desesperada, un plan que termina mal, un fuego que lo destroza todos y un grupo de amigos destruido para siempre que tiene como broche final una mente trastornada que sufre con los recuerdos y sin ellos.

La trama gira en torno un grave accidente cuyo inicio es provocado y que se convierte un secreto para el grupo de amigos, pero que el lector advierte antes que ellos, aunque no por ello se siente más preparado.

Una historia que se lee muy rápido y donde los tiempos y están muy bien llevados. Los giros son sorprendentes hasta el final y llama la atención que despierta expectación, tristeza y dolor por cómo se organiza la trama y por la protagonista que lo cuenta todo en primera persona y desde el recuerdo.



E. Lockhart o Emily Jenkins es una escritora nacida en Nueva York en 1967. Autora de novelas para adolescentes y este libro es el primero traducido al español.

En este enlace podemos saber más de ella.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nos interesa tu opinión