09 noviembre 2017

Sin historial (Lissa d'Angelo)

Editorial  Seleer. Publicado en 2012. 241 páginas.  A partir de los 14 años de edad.

Aya (Anaya) tiene 15 años y vive en un mundo totalmente diferente al nuestro donde los hombres se consideran seres peligrosos y ya extinguidos. Solamente parecen existir las mujeres, pero llevan una vida bastante extraña en una especie de reserva conocida como La Grata. 

En esta sociedad al margen, las mujeres viven sin la presencia de hombres y cada día a las doce de la noche sus cerebros se formatean de manera que se borran todos los recuerdos y al día siguiente empiezan de cero. Además, lo más inquietante es que toda mujer que llega a la edad fértil (los 17 años) es expulsada fuera sin oportunidad de volver.

Aya desde el principio se revela como una persona especial y de gran corazón que se siente excluida y fuera de lugar en una comunidad donde sabe que no encaja. Ella es la excepción, la única mujer que mantiene sus recuerdos intactos y no entiende nada de lo que ocurre a su alrededor. Todo se precipita cuando su mejor amiga Emil desaparece tras cumplir la fatídica edad de los diecisiete y Aya no duda en ir a buscarla fuera de La Grata.

Por el camino, Aya conoce a Irah, un ser muy parecido a ella y al mismo tiempo tan diferente. Resulta sorprendente que Aya piense que Irah es un gato, pero muy pronto se hacen amigos y los dos juntos van en busca de Emil.

A destacar esta frase:

<Nunca estarás lo suficientemente lejos como para que mis recuerdos no te alcancen>


Los personajes del libro están muy bien logrados y aunque resulta muy chocante la ingenuidad de Aya también es cierto que es lo menos que se puede esperar después de la educación que ha recibido y de las mentiras con las que ha crecido. La conversación entre los dos personajes principales, Irah y Aya, son bastantes humorísticas y la narración se desarrolla de forma muy amena y fluida hasta el final, donde los últimos capítulos son la clave del libro.



Lissa d'Angelo es una joven escritora chilena nacida en Valparaíso en 1990. Gracias a su afición a los fanfictions descubrió su pasión y dotes por la escritura. Escribe desde el año 2010 y ha publicado desde entonces: Fijación (2011) y Anatema (2014).




No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nos interesa tu opinión