21 enero 2017

Escarlatina, la cocinera cadáver (Escarlatina, a cociñeira defunta, Ledicia Costas, texto y Víctor Rivas, ilustraciones).

Editorial Anaya. Publicado en  2015.  176 páginas. A partir de los 11 años de edad.

Escarlatina es una cocinera que vivió en el siglo XIX que viene con su ataúd negro y una araña francesa llamada lady Horreur. Además, la curiosa e inquietante pareja son el regalo de cumpleaños de Román que, para más colmo de mortíferas casualidades, se celebra el Día de los Difuntos y al que le encanta la cocina. Otro personaje es el gato Dodo.

Los sueños de Román de llegar a ser un chef de prestigio están próximos y aunque ya que con diez años es capaz de preparar suculentos platos, lo mejor está por llegar porque Escarlatina le va a proponer un reto que va a cambiar la vida de todos.

Escarlartina será la profesora de Román durante tres días, pero la amistad que se establece entre los dos es tan fuerte que el chico decide ayudarla para que vuelva a la vida, pero no va a ser nada fácil. La clave está en preparar un plato que guste tanto a los muertos como a los vivos. A partir de aquí Román se implica totalmente para tener a su lado a su amiga.

Un libro muy recomendable para los jóvenes lectores que se verán atrapados por una carrera contrarreloj. Los capítulos son cortos e intensos y al final de cada uno encontramos una receta que podemos elaborar porque son muy sencillas y apetitosas.
Destaca la cuidada edición del libro que acoge una historia profunda donde los temas como la familia, la muerte y la empatía  están muy bien tratados. Los personajes están bien logrados y resultan originales y logran superar los conflictos para conseguir lo que desean con ayuda y cumpliendo su cometido. Totalmente recomendado.

El libro recuerda a las películas de Tim Burton por el especial tratamiento del terror, la muerte y los monstruos desde el humor. Además, los personajes principales conciben de forma natural y desenfadada las situaciones más disparatadas e inverosímiles que muchos de los personajes secundarios no ve del mismo modo. Otras referencias que no son tan fáciles de encontrar en la obra provienen de la tradición gallega de la muerte.

Algunas imágenes del libro donde Román celebra la noche de Difuntos con los muertos tras su visita al Más Allá y otra cuando su abuelo, ya fallecido y que se encuentra con el resto de muertos, le muestra una curiosa avioneta.

 


Desde este enlace podemos descargar el primer capítulo de libro y en este otro descargar e imprimir un calendario del presente año 2017 con la portada del libro.

Con Escarlatina, la cocinera cadáver Ledicia ganó el Premio Nacional de Literatura en el año 2015, además de Premio Fervenzas Literarias; Premio Xosé Neira Vilas de la Asociación Galega de Editores y también ha se ha incluido en la lista de Honor del IBBY.

El Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil lo concede el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España y se organiza de forma paralela en Chile. El propósito de este galardón, que se convoca cada año, es distinguir una obra de autor español, escrita en cualquiera de las cuatro lenguas oficiales del Estado. El jurado de esta edición dijo que se trata de una obra "extraordinaria, humorística y rompedera" además de destacar por su "fácil lectura, humor escalofriante, y habilidad para desmitificar el mundo de la muerte".
Por su parte, Ledicia dijo sentirse "tan emocionada como sorprendida. Lloro y río al mismo tiempo y ya no solo porque me hayan elegido a mí sino que se hayan decidido por un libro en una lengua minorizada. Es una doble alegría". En otras declaraciones a la prensa, la autora contó que el libro hace un homenaje a las grandes que suelen cocinar en casa como son las madres y las abuelas, "aunque los grandes chef son siempre hombres".

La editorial ANAYA es la encargada de publicar las obras premiadas en este premio que en ediciones anteriores han sido para:

- 2007: Kafka y la muñeca viajera, Jordi Sierra i Fabra.
- 2008: O único que queda é o amor, de Agustín Fernández Paz.
- 2009: Barro de Medellín, deAlfredo Gómez Cerdá.
- 2010: Una habitación en Babel, Eliacer Cansino.
- 2011: Palabras envenenadas,  Maite Carranza.
- 2012: Donde los árboles cantan, Laura Gallego García.
- 2013: La isla de los Bowen, de César Mallorquí.
- 2014: Prohibido leer a Lewis Carroll, de Diego Arboleda.
- 2015: Escarlatina, a cociñeira defunta, Ledicia Costas.
- 2016: Un hijo, Alejandro Palomas.


En las primeras ediciones otros ganadores de este prestigioso premio son Montserrat del Amo, Elvira Lindo, Miquel Desclot, Gustavo Martín Garzó, Mariasun Landa y Antonio Rodríguez Almodóvar.

Ledicia Costas (1979) es una escritora nacida en Vigo que escribe libros para niños y jóvenes, además de poesía. Suele publicar en su lengua materna, el gallego, y algunos de los libros que ha publicado recientemente y con los que ha sido galardonada con numerosos premios son: Verne y el misterio de las mujeres planta (Premio Lazarillo de Creación Literaria, 2015) y recientemente ha publicado la precuela de Escarlatina, la cocinera cadáver que se titula Esmeraldina, la pequeña fantasma (Esmeraldina, a pequeña defunta) .



Víctor Rivas es un ilustrador de Vigo, la misma localidad de origen de Ledicia, que estudió magisterio pero acabó dedicándose a las artes gráficas hasta que empezó a trabajar con editoriales dibujando, maquetando e ilustrando desde libros de texto hasta obras literarias.
En su blog personal podemos encontrar más muestras de su trabajo.

Otras páginas web del ilustrador:






No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Nos interesa tu opinión