29 septiembre 2015

Un monstruo viene a verme (A Monster Calls, Patrick Ness, a partir de una idea original de Siobhan Dowd )


Editorial Nube de tinta. 1ª publicación en castellano 2014. 224 páginas. Ilustraciones de Jim Kay. Traducción de Carlos Jiménez Arribas. A partir de los 12 años de edad.

Lo primero que llama la atención de este libro es que el autor reconoce abiertamente que la idea original no le pertenece. Es decir, la historia fue concebida por otra persona, exactamente la recientemente fallecida Siobhan Dowd [1]. Poco después, en el prólogo, sabemos que su muerte guarda relación con el libro y fue la causa de dejar inacabado el libro.
Respecto a la historia, asistimos de la mano de Conor, el protagonista del libro, a una realidad demoledora que desde la perspectiva de un niño de once años toma la forma de un monstruo. Este monstruo se asemeja al árbol que se ve desde su dormitorio e insiste en escuchar una verdad que el chico no admite, pero hace tiempo que intuye: su madre tiene cáncer y es posible que no sobreviva.
Porque aunque Conor silencia el acoso que sufre en el colegio, al mismo tiempo es capaz de enfrentarse a este monstruo. En las visitas que recibe de éste le cuenta hasta tres historias distintas a cambio de decir en voz alta lo que todos ya saben. Y es que el poder de las palabras es tan grande que a pesar de tener la capacidad de curar hay que estar preparados para saber reaccionar porque:
“- Las historias son criaturas salvajes –dijo el monstruo-. Cuando las sueltas, ¿quién sabe los desastres que pueden causar?

La cuarta historia corre a cargo de Conor y se trata de nada menos que la pesadilla que no le deja dormir por las noches y que al fin le libera del dolor.

Una historia profunda y dura que nos deja un tanto exhaustos. Porque aunque la actitud cortante y a veces violenta del protagonista hace que nos distanciemos de la historia, poco a poco se explicita la situación tan terrible que atraviesa y el dolor nos aproxima. El dolor se dosifica en este libro sí, es evidente, y el efecto es más devastador que si se mostrara de golpe.

Y ya para concluir, sabemos que la muerte y el sufrimiento en las narraciones infantiles y juveniles se han evitado y suavizado por considerarse temas tabú que pueden perjudican la salud emocional de los más jóvenes. Pero como se cita en el libro:
“- No vine para curarla a ella –dijo el monstruo-. Vine para curarte a ti”.


Está previsto el estreno de una adaptación del libro dirigida por Juan Antonio Bayona, que se estrenará en los Estados Unidos en octubre de 2016.

[1] Siobhan Dowd, de origen irlandés y nacida en Londres, supo conjugar una brillante trajectoria académica y profesional con los proyectos sociales. Ha llevado a cabo una importante labor fomentando la lectura y la escritura en sectores desfavorecidos como prisiones o reformatorios. También  colabora con la defensa de los derechos infantiles. El “Siobhan Dowd Trust”, creado poco antes de su muerte, se encarga de que todos los beneficios que generen sus obras se inviertan en niños desfavorecidos con problemas de lectura.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Nos interesa tu opinión