27 noviembre 2011

El Genial Mundo de Tom Gates (L. Pichon)

Editorial Bruño. Año 2011. 237 páginas.
No pongo la edad de recomendación porque quiero hacer antes una observación. Tom Gates es un niño "malote". Le gusta hacer rabiar a su hermana Delia, deja los deberes sin hacer y copia cuando hace falta, lo que le gusta es la música, por eso ha organizado un grupo con su amigo del alma Derek, le gusta que le haga caso Amy -una niña de su clase- y detesta a Marcus, que es un chapón y no deja de hacerle la pelota a los profes. Tiene la habilidad de llegar siempre tarde a clase y está metido en líos porque ya lleva varios partes de clase que ha tenido que falsificar para evitar el castigo de sus padres. Por este motivo pienso que el libro divertirá a los que ya han pasado esa edad pero no es precisamente recomendable para los que aún se encuentran entre los 10 y los 12, no vaya a ser que se les ocurra seguir los pasos de Tom.
Su habilidad para hacer un diario de todo lo que pasa e ilustrarlo con  divertidos dibujos que produce su alocada imaginación, no hacen mas que meterle en problemas.
Desde que se ha enterado que el grupo de música al que adora Dude3 va a dar un concierto en su ciudad no piensa en otra cosa que asistir al concierto con Derek. Para eso ha de portarse bien, cosa casi imposible teniendo en casa a la petarda de su hermana mayor que disfruta chinchando, y de compañero de clase a Marcus que es un pelma y no hace mas que meterse donde no le llaman.
Además lo mayores se enfadan con sus ocurrencias: no tienen sentido del humor. No sé por qué la profesora Worthington se enfada cuando al hacer un dibujo de su cara le he pintado bigote cuando ella insistió en que lo hiciéramos fijándonos en los más pequeños detalles (y eso que su bigote no es precisamente un "pequeño detalle").
¿Conseguirá Tom asistir al concierto? ¿Podrá "salvar" sin ser castigado la entrevista de sus padres con el profesor Fullerman?...
No te pierdas los dibujos de Tom, son geniales.

2 comentarios :

  1. Me he leído el libro versión catalana y me parezco un poco a él, la verdad. Me chifla hacer dibujos y comer galletas pero no hago falsificaciones ni nada parecido. Tom Gates parece una versión malvada de mi mismo. El libro es buenísimo y los dibujos todavía más. :-)

    ResponderEliminar
  2. El libro está muy chulo pero a pesar de que parece que tiene bastante para leer , no es así

    ResponderEliminar

Nos interesa tu opinión