25 febrero 2010

Un seminarista en las SS (Gereon Goldmann)

Editorial Arcaduz. Año 2004. 292 páginas. De 15 años en adelante.

Gereon Goldmann es un chiquillo que vive en su pueblo con sus padres donde descubre su vocación religiosa a lo orden de San Francisco. En medio de estos hechos estalla la II Guerra Mundial, e inesperadamente es llamado a las filas del ejército Nazi. Desde los puestos más bajos logra ir ascendiendo en sus cargos hasta que finalmente es nombrado oficial de las SS, lo cual le acarreará ciertos problemas.
Es curioso que las únicas veces que usa su arma es contra sacertodotes e, incluso, contra un obispo para que le concedan permiso para administrar la comunión. En todo momento está ayudando a la gente, incluso a sus enemigos. En numerosas ocasiones se ve acorralado o al borde de la muerte. Finalmente consigue ordenarse sacerdote, tras haber hablado con el Papa. Todo esto le parecía imposible años antes, pero una monja de su pueblo le había dicho que lograría ordenarse y gracias a esta confianza y a sus oraciones logra ordenarse.

Se le ordena ir en rescate de compañeros suyos, y durante esta azaña es apresado por el enemigo. Tras esquivar numerosas veces la muerte acusado de pertenecer a las SS es enviado a un campo de concentración. En este campo logrará extender la fe pese a la oposición nazi de algunos presos considerados líderes. Llega incluso a construir, con ayuda de los presos, una iglesia. En varias ocasiones es trasladado pero, finalmente, tras varios meses preso, logra la libertad después del fin de la guerra.

No contento con su afán apostólico decide irse a Japón donde comenzará a extender la fe, dedicando mucho tiempo a las labores sociales. Construye varias Iglesias sin tener dinero gracias a la caridad de los fieles y a su gran austeridad. El libro finaliza con algunos testimonios de personas que conocieron al padre Goldmann.

Personalmente me a gustado el libro, especialmente durante el transcurso de la guerra y su captura. Es un libro fácil de leer pues es muy entretenido y consigue mantener la tensión en la trama. Lo único un poco más aburrido son los tres primeros capítulos aunque son estrictamente necesarios para comprender por qué y cómo acaba el padre Goldmann en las SS.

2 comentarios :

  1. Estuvo bueno gracias

    ResponderEliminar
  2. bueno tengo que hacer un informe de esto para mañana de 4 hojas gracias

    ResponderEliminar

Nos interesa tu opinión