30 julio 2006

La Palabra Impronunciable. (Antonio Sánchez-Escalonilla)


Ed. Libroslibres. 10 años en adelante.
Se podría decir que es un libro de Ángeles buenos y Malos. Velmordia, jefe de los Siniestros (Ángeles Malos) ha encontrado La Palabra Impronunciable, un complicado conjuro que abrirá la puerta que separa el Mundo de los Sueños del Mundo Real. Se propone derrotar de modo definitivo a los Hijos de Adán. Sólo "el Elegido" es capaz de hacerle frente.
Pero "el Elegido" resulta ser Sergio, un niño que aún sufre pesadillas que le llevan a hacerse pis en la cama, juega muy mal al fútbol, y deja que Quique, su hermano pequeño, mande sobre él.
Indy, su Ángel de la guarda, hace maravillas con su joy-stick desde el mundo de los sueños para ayudar a su protegido.
Sergio tendrá que ir superando una serie de pruebas con la ayuda de Indy y de su hermano Quique.
Pero el tiempo llegua a su fin y Sergio tendrá que enfrentarse al terrible Velmordia. ¿Estará preparado para ese encuentro? ¿Recordará el conjuro que dicen las profecías que sólo lo conoce el Elegido?
Es un libro que se lee de corrido. Divertido y bien escrito. Aunque es un poco infantil, gustará también a los lectores de más edad.
Libros Juveniles

2 comentarios :

  1. El libro esta bien, me gusto pero es un poco infantil, mezcla las cosas reales con las no tan reales
    para asi crear un batido de fantasia que a los chicos de entre lo 10 o 14 años le suele gustar.
    A mi, sinceramente me gusto mucho.

    ResponderEliminar
  2. ¡Buen libro!

    Personalmente, me gustó mucho más el "mundo real" de los chicos, que está muy bien recreado, es realista, interesa y se vuelve divertidísimo por momentos que el mundo fantástico, más arbitrario y menos creíble (no me hagáis mucho caso. Realmente, lo que me molesta es que Tom Sawyer, uno de mis personajes predilectos, perdiera una pelea contra Indy. ¡Si él nunca pierde!), y no estoy del todo satisfecho con el tratamiento de los ángeles. Pero tiene un gran proceso de forja del héroe y personajes sólidos y difíciles de olvidar (Indy y Quique, sobre todo) de un heroísmo que sorprende y eleva.

    Muchaas gracias,

    Dante

    ResponderEliminar

Nos interesa tu opinión